domingo, 27 de junio de 2010

TRAJE Y ESTILO

" El que quiera ser el centro de una reunión, mejor que no acuda."
                                                               Audrey Hepburn


  TRAJES Y LA PROPORCIÓN ADECUADA.

Vestir una prenda de nuestra talla parece ser fundamental para guardar la proporción correcta entre Elegancia y Comodidad, pero como podemos comprobar que es nuestra medida.
Actualmente la construcción del traje se encuentra dominada por los caprichos de la moda.



Chaquetas con un saco demasiado corto, pantalones que se quieren acercar al jeans y otros cambios estructurales que no ha todos los caballeros les puede sentar bien.

En esta ocasión vamos ha revisar las proporciones del traje, siempre con humildad entendiendo que la verdad es relativa y que la Sastrería no es ciencia exacta.

  SIEMPRE NUESTRA TALLA

  Un principio básico, aproximarnos a nuestra medida.


Los hombros tienen una dimensión distinta en cada persona.Si nuestra chaqueta es pequeña con hombros justos amplificará el volumen de nuestra cabeza creando una proporción inadecuada.

Si por el contrario nos viene demasiado grande el efecto será el contrario.

  VIGILAR LA LONGITUD

Verificar la longitud es posiblemente la asignatura pendiente, el largo de manga debería dejar ver nuestra camisa al menos un dedo con el brazo extendido.


Si es demasiado larga o al contrario resta terriblemente elegancia al conjunto final.


La longitud de chaqueta tiene algo más de complicación y depende de la forma estructural del traje y de la persona que debe llevarlo.

Aunque en muchas ocasiones hemos visto que se da por correcto la longitud que con los brazos extendidos llega a la mitad de nuestra mano, nosotros creemos que como base puede estar bien pero que sucede si somos una persona pequeña con extremidades superiores largas, el efecto óptico seria terrible.

Por lo tanto preferimos ser más conservadores en este aspecto y jugar con todas las variantes posibles pero siempre respectar que el largo por detrás tape nuestro trasero.

 CERRADA SIEMPRE PERO SIN FORZAR
  Posiblemente el detalle más fácil de reconocer a la hora de elegir una chaqueta.


Si NO se la puede abrochar, olvídese aunque el tejido sea muy bonito no es su talla.

Si la puede abrochar pero le hace la antiestética X, olvídese tampoco es su talla.

Si la puede abrochar pero podría llevar sin problemas un chaleco salvavidas dentro, olvídese aunque sea vigilante de la playa.

 LAS SOLAPAS Y CUELLO EN SU SITIO

El cuadro superior del traje implica varios actores desde la camisa y el cuello que hemos elegido hasta el nudo de corbata más apropiado, pero la clave esencial es mantener las solapas y el cuello de la chaqueta en su sitio.

Si sobra un dedo y no se ajusta perfectamente el efecto es demasiado cruel para quienes le ven.

En la sastrería a medida se consigue solucionar este aspecto por un lado con el corte a medida y por otro lado con los forros interiores que al ir sueltos y no prensados como en la confección industrial permiten que asiente perfectamente sobre el cuerpo.


La camisa sobresale del collarín de la chaqueta y un dedo, esta proporción es muy sencilla de ver de forma lateral y en un espejo mirándonos posteriormente.

  EL PANTALÓN EN LA CINTURA

Donde esta la cintura?Sabemos que cada patrón alarga y corta la caja en un sitio diferente, sabemos que cada persona tiene un forma diferente, pero ir contra corriente es además de complicado poco agradecido.La cintura esta situada justo debajo del ombligo y si el pantalón deja demasiada anchura producirá un caja demasiado ancha y un efecto de que le cae el pantalón constantemente.


No nade contracorriente las pinzas de un pantalón puede que no le gusten y las vea desfasadas pero si la felicidad le ha dado un generoso regalo podrá soportar también un par de pinzas en su pantalón.



   ESPECIAL MENCIÓN AL LARGO DEL PANTALÓN

Como resolver algo tan particular como la longitud del pantalón, existen varias formas de ajustarlo para sacar el máximo partido a nuestra imagen.

Una persona de baja estatura podrá optar por una longitud corta que le roce el calzado para dar verticalidad en este caso podrá cubrir el paso del pantalón al zapato con un calcetín del mismo color del pantalón.

Una persona muy alta podrá bajar este por la parte interior justo hasta el talón y estaría recomendado que utilizará un cierre con dobladillo para disimular la longitud total de su prenda.

Una persona que controla perfectamente su imagen podrá resaltar su pantalón, su calzado y sus detalles del calcetín con una longitud media donde sin formar arruga el pantalón solo toca el calzado ligeramente.

            Como pueden ver al final es Usted quien decide el tipo de persona que es.



Si ha llegado hasta el final de este articulo y están leyendo este texto, esperamos que por un lado les guste y hallan disfrutado tanto como nosotros escribiéndolo .Esperamos que entiendan que la llave de estilo que proponemos es solo eso, una propuesta con sugerencias que pueden mejorar su imagen pero en ningún momento hemos querido pensar ni escribir que la verdad es absoluta y que la tenemos nosotros.

Hasta pronto.

Classic Uomo

4 comentarios:

Fiorella Valera dijo...

Me encanto super elegantes los sastres, para el hombre con estilo. Saludos.

classic uomo dijo...

Muchas Gracias por tus amables palabras,espero que sigas visitandonos en el futuro.
Saludos.

Jose dijo...

me podría explicar la frase: "le hace la antiestética X". Me parece muy instructivo el blog, enhorabuena.

classic uomo dijo...

Hola Jose,
cuando la chaqueta esta demasiada ceñida forma unos pliegues en la parte delantera en forma de " X ",aunque en estos momentos la moda las intenta ceñir hay que vigilar el entalle para evitar que se pronuncie en exceso y haga arrugas muy marcadas.
Un saludo.